Los parques para perros y los beneficios que nos ofrecen.

Los parques para perros.

Los parques para perros, muy comunes en Estados Unidos (allí los llaman Dog Parks), por fortuna, cada vez los vamos encontando con más frecuencia en los núcleos urbanos españoles. En los últimos años, cada vez se están abriendo más áreas de este estilo (podéis ojear, por ejemplo, en donde encontrarlas  en Barcelona o en Valencia). Estos espacios, les ofrecen a los perrunos, la posiblidad de correr libremente sin correa, así socializan con mayor libertad ante otros perrunos.

En muchos casos, los principales problemas de comportamiento de los perros son debido a un déficit de actividad física y mental; ya que éstos, pertenecen a una especial animal que durante miles de años realizaban actividades de caza, pastoreo o protección; y han pasado a tener en la actualidad una vida mucho más sedentaria, encerrados durante mucho tiempo en casa, durmiendo la siesta en el sofá y comiendo plácidamente en su bowl la comida comprada en el súper, ¡sin una mayor preocupación!

 Por ello, hay que buscar alternativas para que los perrunos puedan ejercitar su cerebro y cuerpo. Y son las visitas a parques para perros, ¡una magnífica solución! Algunos de los beneficios son:

Ejercicio físico y mental.

Los perros pueden correr libres sin correa, olfatear nuevas sensaciones, jugar con otros animales y encontrar juguetes hasta que finalmente caen rendidos del cansancio.

Mejoras en las habilidades sociales.

Ellos son como los humanos, les gusta tener contacto, pasar el tiempo y divertirse con otros perrunos. Si se relacionan con otros perros que no conocen, van a desarrollar habilidades de comunicación y eso les ayudarán a protegerse y superar miedos.

 

Diversión para ti y para él.

Ellos no son los únicos que disfrutan, nosotros también podemos relacionarnos con otros compañeros que comparten la misma pasión por los perrunos. Podemos recibir o dar consejos, y en algunos casos… ¡hasta se liga! (jejeje) y… ¡cómo no!, también disfrutamos jugando y entreteniéndonos con sus travesuras.